ALIMENTOS PARA LA PIEL Print
Share Comparte con tus amigos en las redes sociales.
User Rating: / 1
PoorBest 
Se ha comprobado que algunos alimentos de alto contenido nutritivo y antioxidante, ayudan a tener una piel saludable. Toma nota de cuáles son. • Arándanos azules: son ricos en antioxidantes y nutrientes.

 

Poseen propiedades anti-inflamatorias que ayudan a mantener el brillo y la luminosidad de la piel, dándole un aspecto joven y saludable. • Aceitunas: El Aceite de oliva procesado en frío, tiene nutrientes que aportan a la piel una grasa sana.

• Brócoli: Este vegetal y sus parientes cercanos, como la coliflor, repollo (col), entre otros, contienen ingredientes que protegen a la piel contra agresiones externas.

• Nueces: Son buenas para la piel por su contenido en ácidos grasos omega 3, omega 6, proteínas y muchas vitaminas, especialmente vitamina E. • Avena: La avena entera ayuda al organismo a eliminar desechos por alto contenido de fibra, así como a controlar el colesterol malo, lo cual contribuye a tener una piel sana.

• Aguacate: también llamado palta, está lleno de grasas sanas y antioxidantes. Es la fruta que contiene el nivel más alto de grasas y es muy rico en vitamina A. • Cúrcuma: Raíz de color amarillo profundo que ha sido utilizada desde tiempos milenarios en la India en rituales de salud y belleza.

Contiene algunos de los antioxidantes más poderosos. Ayuda también a la absorción de Vitamina C y licopeno, contenido en los tomates. Vitaminas para la piel Las vitaminas contenidas en ciertos alimentos también contribuyen a mantener una piel saludable y joven, entre ellas podemos mencionar: • Vitamina A: Se encuentra en frutas y vegetales como zanahoria, nabo, remolacha, perejil, naranja, achicoria, mandarina, berro, alfalfa, escarola, chaucha, berenjena, melón y tomate.

• Vitamina B3: Maníes, almendras, arroz integral y panes integrales. • Vitamina B6: Levadura de cerveza, arroz integral, nueces, maníes, lentejas.

• Vitamina C: Remolacha, pomelo, limón, naranja, nabo, coliflor, repollo, fresas, espárragos, lechuga, tomate, castañas, berro, espinacas, apio, hígado, manzanas.

• Vitamina D: aceites de pescado, huevo, nata. • Vitamina E: Semillas de trigo, semillas de maíz, malí, lechuga, carne, hígado, yema de huevo.

• Vitamina K: Repollo, repollitos de Bruselas, espinaca, harina de soja.